Contacto +34 610 96 37 94 | info@licenciastenerife.es

Accesibilidad en un local comercial

blog_accesibilidad_local

Nos pasa frecuentemente, un cliente alquila un local que no tiene aseo de minusválidos, o tiene un escalón a la entrada, o los aseos están bajando unas escaleras……en definitiva, no es un local accesible a personas con discapacidad.

¿Tiene que ser accesible mi local comercial?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el local debería ser accesible aunque ninguna norma nos lo pidiera, debemos facilitar la entrada de todo tipo de clientes a nuestro comercio, más que por negocio, por sentido común.

A nivel de normativa debemos aplicar el Código Técnico de la Edificación y más concretamente el DB SUA, y como son muchos los casos que se nos puedan dar, vamos a ir analizando uno a uno algunos de ellos.

Hay que tener en cuenta que este documento se aplica en los cambios de usos de un local comercial. Y que además, debemos aplicar la normativa de accesibilidad del Gobierno de Canarias, y en el caso de actividades de restauración el Decreto 90/2010 y sus modificaciones posteriores.

¿Necesito un aseo adaptado?

Si, rotundamente si, siempre que sea necesario disponer de al menos un aseo en el local, este debe ser adaptado para personas con discapacidad.

Pero no sólo eso, hay que tener en cuenta que el itinerario hasta este aseo debe ser accesible, y que el espacio de transferencia para el inodoro debe estar a ambos lados del mismo.

Además, en locales de uso público, los aseos adaptados deberán tener un dispositivo de llamada de asistencia, que pueda accionar una persona en caso de caída o atrapamiento. Este dispositivo debe emitir indicaciones luminosas y acústicas, y conectarse con un punto de control que permita al usuario conocer que su llamada ha sido recibida, o dar a un paso frecuente de personas.

Para llegar a los aseos hay que pasar por unas escaleras

Dado que si es exigible la dotación de un aseo este debe estar adaptado para personas con discapacidad, no debemos únicamente adaptar el aseo en sí, sino también el recorrido hasta el mismo.

Debemos buscar una solución que permita a personas con discapacidad acceder a los aseos, bien sea buscando una ubicación alternativa al aseo, o un acceso a los mismos a través de otro nivel, rampas, o mecanismos de elevación.

Tengo un escalón a la entrada, ¿tengo que hacer una rampa?

Si, si tenemos un escalón a la entrada y debemos facilitar la entrada a personas con discapacidad debemos realizar una rampa, con las pendientes y dimensiones necesarias para que pueda ser utilizada en condiciones de seguridad.

La entrada accesible para personas con discapacidad, debe ser una entrada principal del local, aunque en el caso de edificios construidos se pueden tomar soluciones alternativas que establezcan las mismas garantías para las personas con discapacidad.

En caso de que no se puedan realizar rampas, se podrán utilizar otras soluciones como los elevadores o salvaescaleras.

Estos son algunos de los casos que últimamente se nos han planteado, si tienes algún caso concreto que quieres que analicemos en este blog, no dudes en pedírnoslo. ¡Comenta debajo!

Si te ha sido útil, ¿nos echas una mano compartiéndolo en tus redes sociales? Quizás a alguno de tus contactos también le sea útil.