Contacto +34 610 96 37 94 | info@licenciastenerife.es

Como ahorrar en la factura de la luz de mi local comercial

Cuando realizamos modificaciones en la instalación eléctrica de un local para adaptarlo a una actividad, o alquilamos un nuevo local, surge la duda de que potencia contratar, y cuanto voy a pagar de factura eléctrica. En este artículo te ayudamos a decidir que potencia tienes que contratar.

A estas alturas y con el precio de la energía eléctrica seguro que ya sabes como nos factura la compañía distribuidora la energía, si no, aquí tienes un ejemplo de factura:

blog_factura

Como se ve en la imagen, existen varios conceptos por los que nos cobran:

1.- El consumo: Nos cobran una cantidad por cada kwh consumido. El consumo depende de la potencia de los aparatos y el número de horas de funcionamiento de los mismos.

2.- La potencia contratada: Nos cobran una cantidad por cada kW de potencia contratada. La potencia contratada es la máxima potencia que puede consumir en un momento dado la instalación. Por tanto, a menor potencia contratada menor cantidad en la factura tendremos que pagar.

3.- Los impuestos especiales: La electricidad está sujeta a impuestos especiales, que se calculan en base a las cantidades de consumo y potencia contratada, por lo que a mayor potencia contratada, al ser la cantidad en la factura mayor, también abonaremos mayores impuestos.

4.- Alquiler de contador: En la mayoría de los casos, el equipo de medida no pertenece al usuario, sino a la compañía, que nos cobra en concepto de alquiler del mismo.

5.- El IGIC: Se aplica el tipo reducido a la energía eléctrica y el tipo general al alquiler del contador.

Por tanto, hemos visto que a menor potencia contratada menor será la “factura de la luz”.

¿Que potencia me hace falta en mi local?

Para ajustarnos a la potencia mínima que es necesario en nuestro local, tendremos que calcular la potencia máxima simultánea que es necesaria en nuestro establecimiento, pero esto lo veremos mejor con el siguiente ejemplo:

Disponemos de una oficina ficticia con varios despachos, está en una zona donde en verano hace mucho calor y necesitan aire acondicionado, y en invierno uno de los despachos es muy frío y necesita un sistema de calefacción, los aparatos instalados en la oficina son los siguientes:

AparatoConsumoUnidadesConsumo Total
Luminaria led32W10320W
Ordenador320W41280W
Impresora200W1200W
Termo eléctrico1800W11800W
Equipos aire acondicionado2500W25000W
Equipo de calefacción1600W11600W
TOTAL10200W

 

 

 

 

 

 

La potencia total instalada es 10200W, sin embargo, parece evidente que el equipo de calefacción y los equipos de aire acondicionado no van a estar funcionando simultáneamente, por lo que podremos deducir a esta cantidad la menor de estas potencias, en este caso la calefacción, y nos quedaría una potencia de 8600W.

Esta sería la potencia que deberíamos contratar, sin embargo, antes tenemos que saber varias cosas. La primera es que no ponemos contratar la potencia que queramos, existen unas tablas en función de la tensión de suministro que nos dicen la potencia a contratar, esto es así porque el control de potencia de la instalación se realiza mediante el Interruptor de Control de Potencia que es el primer elemento de protección de nuestra instalación eléctrica (en nuestro cuadro o al lado de este un interruptor que está precintado), y viene para unas determinadas potencias.

En nuestro caso si miramos la siguiente tabla de potencias normalizadas la potencia a contratar sería de 9200W, que es la inmediatamente superior a la que me hace falta para una tensión de 230V (monofásica).

blog_tabla_potencias

En el caso de instalaciones trifásicas tenemos que tener en cuenta además de lo expuesto, que hay que compensar las fases.

En una instalación trifásica existen 3 conductores que llevan la potencia a los receptores, si tenemos un receptor trifásico la potencia se repartirá entre los tres conductores, mientras que si es monofásico irá toda en el mismo conductor. Si no compensamos la instalación para que todos los conductores lleven aproximadamente la misma carga de potencia puede ser que nos salga a contratar una potencia mayor que la necesaria.

Estos cálculos en lugar de con la potencia se realizan con el amperaje de la línea, y cuando tenemos una instalación trifásica para un local comercial entendemos que ya tiene una cierta entidad y es mejor contactar con nuestros ingenieros para un estudio pormenorizado aquí.

Entonces, ¿por qué no ajustamos nuestra potencia al máximo para contratar y pagar lo mínimo? Además, cada día tenemos más campañas en prensa, televisión y radio proponiéndolo, no puede ser malo, ¿no?

Pues no lo parece, pero hay que tener en cuenta que bajar la potencia es fácil, ahora si en un futuro quisiéramos aumentar la potencia de la instalación ya no puede ser tan sencillo realizar el trámite.

En instalaciones de más de 20 años la empresa con la que vayamos a efectuar la contratación nos pedirá un boletín de instalador para este trámite, y para que el instalador pueda realizar el boletín, debido a la antigüedad de la instalación es más que probable que deba realizar modificaciones en el mismo. Estas modificaciones podrán eliminar el ahorro que ha podido conseguir en el tiempo que lleva ahorrándose una parte del gasto de la factura de la luz. En caso de tener un boletín actualizado y que la instalación cumpla, no debería preocuparnos este trámite.

En este caso, de hecho, el instalador en el mismo boletín ha debido indicarnos la potencia a contratar, en la siguiente imagen se muestra un boletín eléctrico y se señalan unos datos importantes.

blog_boletin

Como vemos, existe una potencia recomendada a contratar que nos indica el instalador. Esta potencia no tiene consideración de vinculante y podemos contratar la que a nosotros nos convenga inferior a la misma.

En cuanto a la potencia máxima que podemos contratar es la indicada como potencia prevista, si necesitáramos contratar más de esta potencia por ejemplo, por la incorporación de nueva maquinaria sería necesario la realización de un nuevo boletín y la adaptación y tramitación de la instalación correspondiente.

Ya has aprendido como ahorrar un poco en la factura de la luz y que potencia necesitas contratar, ¿has conseguido ahorrar algo en tu factura? ¡Comenta debajo!

Si te ha sido útil, ¿nos echas una mano compartiéndolo en tus redes sociales? Quizás a alguno de tus contactos también le sea útil.